¿Por qué el Superclásico es el partido más importante del fútbol chileno?

0
25

El partido entre Colo Colo y Universidad de Chile es indiscutiblemente el duelo estelar del fútbol chileno. Pese a la amplia supremacía del Cacique en el historial, la gran popularidad de ambos clubes convierte este enfrentamiento en el más importante de todos.

Para muchos, el duelo entre la U y Colo Colo comenzó a ser llamado clásico desde la definición por el título que disputaron en 1959. Sin embargo, ya hace ocho décadas el encuentro era promocionado en la prensa como un partido diferente. “Los estudiantes han ofrecido una tenaz resistencia a los albos, y aunque han perdido los duelos, han brindado un juego reñido y aguerrido, lleno de emoción”, escribió La Nación en 1938.

En esos primeros años del profesionalismo, el duelo más importante era el de Colo Colo con Magallanes. La cobertura de los medios de comunicación era especial para el choque entre albos y carabeleros, pero poco a poco el elenco albiceleste bajó su rendimiento y el partido no se juega hace 34 años en Primera División.

Luego el Cacique tuvo otro gran enfrentamiento con Audax Italiano, en un duelo que se denominó el Clásico Criollo, ya que ambos equipos jugaban sólo con futbolistas chilenos. En los 40s y 50s, el gran nivel de los itálicos puso este duelo como el número uno, pero pronto decayó, de la misma forma del Colo Colo-Magallanes.

Sin embargo, para muchos el gran y único clásico del fútbol chileno es el Universitario, entre Universidad de Chile y Universidad Católica. Un duelo que se inició a principios del siglo pasado y que desde 1939, cuando coincidieron en el profesionalismo, viene escribiendo capítulos muchos más parejos que el de albos y azules.

¿Por qué el Colo Colo-Universidad de Chile es el Superclásico del fútbol chileno?

Colo Colo y Universidad de Chile se midieron por primera vez en un amistoso en 1935, que los albos ganaron 3-2 a un equipo de la U que era amateur. Por los puntos, los primeros encuentros se disputaron en el torneo de 1938, con sendas goleadas para el Cacique: 6-0 y 6-1.

Los historiadores coinciden en que la rivalidad nace en el campeonato de 1959, cuando el Cacique llegó a estar seis puntos arriba de los azules, pero la diferencia se igualó a una fecha del final. La U también tuvo que remontar un 0-2 para ganar 3-2 el clásico por la penúltima jornada. Terminaron empatados y la U ganó 2-1 el partido de definición, para ganar su segunda estrella.

La U fue creciendo en popularidad y el partido se convirtió en el best seller que conocemos, independiente de los malos momentos azules. Por ejemplo, para el clásico 1-1 del 16 de noviembre de 1986, asistieron 77.848 personas al estadio Nacional. Récord histórico para este tipo de partidos.

La rivalidad creció aún más con el renacer de la Universidad de Chile en 1992, con sus múltiples campeonatos, y ya se le llamó formalmente Superclásico. La supremacía de Colo Colo, que ha ganado 37 partidos más que la U en Primera División (85 contra 48 en 187 partidos), poco parece importar a los hinchas de ambos equipos. Como sea, ya es el clásico chileno.