Motivos por los que los futbolistasdel exterior regresan a la Liga como Uribe o Guarìn – Fútbol Colombiano – Deportes

0
29

Llegaron Fredy Guarín y Fernando Uribe a Millonarios y la afición se entusiasma. Es lo mismo que les pasó a los hinchas del América cuando Adrián Ramos regresó de Europa, a los del Once Caldas cuando Dayro Moreno se vino desde Argentina, o a los del Junior cuando, en su momento, volvió Teo o llegó Borja. Es que llega un punto en el que ciertas figuras deciden, necesitan o les toca regresar al medio local.

Muchas veces influye la edad. Un jugador que supera los 33 años, como pasa con Uribe (33) y Guarín (34), que además estaban en un estancamiento en el exterior, puede resurgir y marcar diferencia en la Liga local. Los de 35, con más razón, tienen esa vía de escape, como Dayro Moreno, que el año pasado volvió de Argentina al Once Caldas y siempre tiene sus goles como carta de vigencia, o Adrián Ramos, que regresó para ser campeón en el América, en la recta final de su carrera.

(Le puede interesar: En su mejor estilo, Zlatan cruza provocaciones con Duván Zapata)

La edad llama el regreso a la tierra, pero no siempre es así. Marco Pérez, de 30 años, ha estado varias veces en el exterior y siempre regresa, como ahora que desde Arabia llegó al Cali. Es más, Nacional acaba de fichar a Álex Castro, de 26 años y quien se fue al Cruz Azul mexicano en 2020 y ya está de vuelta.

Héctor Fabio Báez, actual gerente deportivo de Junior y expresidente de Santa Fe, analiza que si los futbolistas vuelven es por dos cosas, o no jugaban o no pudieron adaptarse.

“Todos los que regresan es porque no están jugando o porque su edad no les permite estar en una competencia a alto nivel, y los que son jóvenes y regresan es porque no estaban preparados o no se han adaptado al fútbol internacional”, opina Báez.

Luis Felipe Posso es un reconocido empresario de deportistas. Considera que cuando el futbolista vuelve, tiene que ver con la imposibilidad que tuvo para competir afuera.

“Es claro que cuando un jugador regresa al país es porque ya le es muy difícil conseguir un contrato jugoso en el exterior y prefiere volver a jugar sus últimos años, claro que ganando menos que lo que ganan en el exterior”, opina. Considera que el que vuelve ya no va a gozar de las mismas ventajas si sale de nuevo. “Ya no les ofrecen los mismos salarios de antes”, dice. 

Es claro que cuando un jugador regresa al país es porque ya le es muy difícil conseguir un contrato jugoso en el exterior y prefiere volver a jugar sus últimos años, claro que ganando menos

Por su parte, Helmut Wening, representante de futbolistas, cree que los retornos pasan por los ciclos cumplidos. “Es más por un tema de querer colgar los guayos en sus tierras o cerca de ellas. De alguna manera, disfrutar sus últimos años con sus fanaticadas después de tantos años por fuera”, opina.

(Lea además: Real Madrid se desquita y golea al Alavés)

¿Liga como salvavidas?

Fernando Uribe

Fernando Uribe. Millonarios 4, Envigado 0, 21 de mayo de 2015.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / Archivo EL TIEMPO

Guarín dice que era un sueño jugar en Millonarios. Una deuda que tenía y la cumple ahora, luego de estar en Porto, Inter o el Shanghái Shenhua, entre otros clubes. Además de la Selección Colombia. Llega porque la afición lo pedía, pero también en una etapa de declive, porque hace 10 meses que no jugaba (lo hizo hace una semana). Su estado físico no es el mejor y le toca ponerse a punto con urgencia.

Caso similar es el de Fernando Uribe, con casi 6 meses sin jugar. Su carrera iba en ascenso tras su última etapa en Millos, con su paso por México y Brasil, y sufrió un estancamiento. No anota por liga desde 2018, en Brasil. “Tenía otras opciones, pero quería ser feliz”, argumentó Uribe sobre su regreso.

Se trata de dos futbolistas que vuelven a un entorno conocido, sacrificando la vigencia en el exterior, para volver a competir. Gozan de experiencia y madurez para sobresalir en el medio local. Y despiertan grandes expectativas. ¿Que si volverán a salir al exterior? La edad ya no ayuda mucho. “Ya son jugadores de más de 33 años. Vienen es a terminar de la mejor forma sus carreras”, opina Báez.

Miguel Borja

Miguel Borja, delantero de Junior, celebra un gol contra el DIM.

Foto:

Vanexa Romero / EL TIEMPO

(Lea también: Hernán Crespo, de goleador a técnico campeón de la Suramericana)

Un caso aparte es el de Miguel Borja, que llegó de Palmeiras al Junior en 2020 y con 27 años fue el reciente goleador de la Liga con 14 tantos. Su deseo, dice, es estar en el radar de la Selección Colombia. ¿Pero por qué aquí y no afuera?

Héctor Fabio Báez, que lo conoce bien en Junior, analiza: “Borja llegó como goleador de la Copa y pudo posicionarse en su equipo porque jugó bastante. Lo que pasa es que el nivel del fútbol brasileño hoy es exigente, casi europeo, ahí nos toca mirar un poco el tema físico, esa intensidad de la que en días pasados hablaba el mismo Amaranto (Perea)”.

Lo que pasa es que el nivel del fútbol brasileño hoy es exigente, casi europeo, ahí nos toca mirar un poco el tema físico

Efraín Pachón, hombre muy cercano al jugador, dice que el caso de Miguel Borja no se puede comparar con ningún otro de los jugadores que regresa a la Liga. “Dayro, Uribe, Guarìn, Ramos son casos muy diferentes al de Miguel.  Borja está iniciando su carrera, los otros están en el ocaso. Es comparar el agua con el aceite”, afirma
 
En todo caso, repatriar futbolistas implica un esfuerzo económico de ambas partes. Por eso a veces las negociaciones son tan arduas, como pasó entre Millos y Uribe.

Héctor Fabio lo analiza así: “Se ha vuelto un problema para los clubes porque los jugadores quieren venir a ganarse lo que se ganaban afuera, pero eso sería como premiar el fracaso”, opina.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
​@PabloRomeroET